fbpx
Seleccionar página

La ilusión de un nuevo hogar muchas veces puede verse enturbiada por el lío que genera hacer una mudanza. Si no se organiza bien ni se tiene todo bajo control, un cambio de estas características puede convertirse en un auténtico caos, y es que… ¿Cómo meter toda una casa (y, a veces, toda una vida) en cajas? ¿Por dónde empiezo? En Tecnohabitat te echamos una mano con estos consejos:

Si vas a contratar los servicios de una empresa de mudanzas hazlo con tiempo.

Puede haber un pico de demanda y que estén a tope de trabajo. Mejor hacerlo con tiempo para que te reserven el día en la agenda. Compara presupuestos y los servicios que incluyen, hay muchas opciones dependiendo de la modalidad.

Antes de empaquetar, haz limpieza.

Deshazte de todo lo que ya no te gusta o no vayas a querer. No tiene ningún sentido que te lleves cosas innecesarias, ¡el espacio que ocupen en el camión es dinero!

Mete los artículos que necesitarás PRIMERO en un recipiente de plástico transparente:

Esto incluye cosas como un cúter para abrir cajas, toallas de papel, bolsas de basura, utensilios para comer, cargadores, papel higiénico, herramientas, etc.
Al ser transparente permite ver el interior y se distingue bien de las cajas de cartón.

Hazlo con tiempo, los últimos dos o tres días antes de la mudanza suelen ser bastante ajetreados.

Pero hay cosas que podemos ir embalando en papel de burbujas con anterioridad porque no las utilizamos en el día a día: elementos decorativos, libros o, por ejemplo, ropa y enseres de otras temporadas; como guardar la ropa de verano si ya estamos en invierno. Eso te permitirá asegurarte de que empaquetas con cuidado y mimo, especialmente las cosas más delicadas.

Asúmelo: las crisis en tiempos de mudanzas son normales.

Mudarse no es precisamente un camino de rosas y, muchas veces, no se hace por gusto. Significa dejar atrás amigos, familiares, escuelas y puestos de trabajo para iniciar una aventura desconocida. Aunque la nueva vivienda tenga una pinta increíble, las crisis emocionales y los momentos de agobio y estrés son una reacción totalmente natural ante un cambio tan grande en nuestras vidas. Cuando llegue el momento de que tú o alguno de los tuyos necesite desahogarse, ofrécele un hombro sobre el que llorar. Después, busca algo divertido que hacer o explora vuestra nueva ciudad. ¡Os dará fuerzas para seguir!

Descongela el congelador con tiempo.

Al menos 1 dia antes, y evita ir al súper durante los últimos días para no tener que transportar más de lo necesario. Es posible que organices un pedido en tu tienda habitual para el día después de la mudanza y que te lo entreguen directamente en tu nueva vivienda. De esta forma no debes preocuparte de hacer compras en medio del traslado.

Antes de empezar con todo el embalaje reserva un kit de superviviencia esencial para dos o tres días.

Es posible que tardes unos días en acomodarte y organizarte plenamente en tu nuevo hogar. Para evitar agobios, es recomendable preparar algunos enseres de aseo y ropa para estos primeros días y noches. Ten también pensado u organizado lo que vas o vais a comer estos primeros días, desde algún snack para tomarte un descanso hasta las principales comidas o cenas. Quizás sea bueno tener ojeado algún restaurante en la zona o un servicio a domicilio. Quizás no sea el momento de cocinar y fregar, seguro que un “break” y algo fácil te ayuda compensar el esfuerzo del traslado. Si tienes ayudantes, amigos o familiares, o niños…segur

Purga el armario de las medicinas.

Todos tendemos a acumular un cajón desastre con todo tipo de medicaciones que hemos usado a lo largo del tiempo. Las farmacias disponen de puntos de recogida para que puedas eliminar de tus cajas de traslado todas aquellas que están prácticamente terminadas o caducadas. Si necesitas tener a mano algún tipo de medicina en la mudanza, guárdalo en un sitio seguro y a mano, junto con los enseres del kit de supervivencia.

La ropa puedes meterla con las propias perchas en grandes bolsas de basura o portatrajes.

Ayúdate de un “burro” o de una barra con rueditas, te simplificara muchísimo el cambiarlo todo de un armario a otro. Tienes este tipo de soportes incluso en Ikea, y merecerá mucho la pena. Las empresas de mudanzas cuentan con una cajas específicas para ropa, que también son muy practicas.

Cables y elementos electrónicos.

Para asegurarte que podrás conectar todo de nuevo fácilmente además de tener todos los elementos guardados, identificados y organizados, es ideal que saques fotografías antes de desmontar, de esa manera sabrás cómo y dónde enchufar cada cosa sin quebraderos de cabeza.

Reserva las maletas con ruedas para elementos con mucho peso, de esa manera será más fácil transportarlas y menos riesgo para tus lumbares.

¡ÁNIMO! TU NUEVO HOGAR CON TECNOHABITAT TE ESTÁ ESPERANDO CON TODAS LAS COMODIDADES.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?