fbpx
Seleccionar página

La decoración minimalista nunca pasa de moda. Eliminar un ambiente cargado y limitarse a lo esencial es la mejor forma de darle una dosis de minimalismo a tu hogar. Si tuviésemos que resumir esta tendencia en un lema, lo tenemos claro: Menos, es más. Pero estamos seguros de que te gustaría saber aún más detalles sobre este trend que está arrasando en el mundo de la decoración de interiores

Las casas minimalistas apuestan por la funcionalidad, pero sin descuidar el estilo: teniendo los tonos claros por bandera y sabiendo sacar partido a las paredes blancas como si de un lienzo se tratara, el minimalismo cuida cada detalle con mimo. En el fondo, lo que el minimalismo quiere es deshacerse de todos los elementos superfluos y darle a cada pieza una razón para estar allí.

El minimalismo es un movimiento que transitó del arte al diseño y la decoración de interiores en la década de 1920; pero, que a día de hoy, aún es considerado como uno de los estilos más innovadores.

  1. Crea espacios con el mínimo número de elementos. Emplea únicamente muebles y objetos necesarios y cada uno de ellos cumple una función.
  2. Usa ambientes monocromáticos.
  3. Todos los elementos deben combinar y armonizar.
  4. Utiliz  colores neutros para crear ambientes suaves y serenos. Los acentos de color pueden ir en un almohadón o alfombra.
  5. El orden es prioridad.
  6. Los objetos decorativos deben ser mínimos. Se debe evitar que “opaquen” el espacio. Se aconseja que las paredes tengan los menos adornos posibles, aunque puede ir un cuadro único
  7. Madera, vidrio, acero, cemento, piedra y ratán son los materiales privilegiados para este estilo.
  8. Los muebles lucen diseños simples, funcionales y de preferencia de baja altura. Los orientales encajan muy bien en esta decoración. Un tip: usa muebles rectangulares en habitaciones pequeñas para generar amplitud visual.
  9. El almacenamiento oculto es el mejor amigo del orden, clave en el minimalismo.
  10. Destacan los textiles sobrios, sin estampados ni diseños barrocos. Se busca que las telas aporten frescura e inviten al descanso, como el lino. Los colores deben ser suaves y estar en armonía con el resto de la ambientación.
Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?