fbpx
Seleccionar página

QUE AL ÁRBOL NO LE FALTE DE NADA

Lo primero que debes tener en cuenta es que al árbol no le falte luz. Empieza por poner una guirnalda de luces para que tu árbol brille. Ve colocándola de arriba a abajo. En dos colores. No necesitas más para que esté precioso. Con solo dos colores logras un efecto muy elegante. Apuesta por la tradición. Las bolas y la estrella de la punta son un clásico. Elígelas con acierto. No te olvides de la base. Unas cajas envueltas con papel de regalo y cintas te servirán para ocultar el soporte del árbol.

Nunca nos acordamos de las nada estéticas patas de nuestro árbol navideño artificial. Recuerda siempre de ocultarlas con algún textil tematizado o incluso con papel con motivos de Navidad. Si el árbol es natural, haz lo propio con la maceta.

ESTILO NÓRDICO: MUCHA NIEVE, MUCHO BLANCO

Si eres un forofo del estilo nórdico, estás de suerte en estas fiestas porque uno de los colores base de la Navidad es el blanco. Elige figuras, objetos, velas, etc. en este color y combínalos con detalles en plata u oro, sin olvidar de añadir algún toque natural verde. Es la decoración navideña en su estado más puro.

VISTE LA MESA ACORDE CON LA FIESTA

Si eres de los que huye de los formalismos a la hora de vestir la mesa, tampoco lo harás por más Navidad que sea. Quédate con este camino de mesa con mensaje multilingüe incluido para felicitar las fiestas. No es la clásica mantelería de los grandes eventos familiares, pero luce igual de bonito, actual y práctico. ¿A que sí? Si para decorar tu mesa de Navidad has optado por ramas de muérdago entre los platos e incluso para el servilletero individual, apúntate también el detalle de poner unas ramitas colgando de cada silla. Tus invitados se sorprenderán.

RECUERDOS FELICES

La casa se llena de invitados estos días y quieres que tus fotografías luzcan más que nunca. Haz una selección, distribúyelas a tu aire e improvisa un marco en forma de rama seca dorada que simule unirlas. Sobre una pared blanca ésta destacará un montón y pondrá el toque festivo en la pared que elijas.

CALOR DE HOGAR

Haz que se note que es Navidad desde la misma puerta de tu casa. Coloca una vela dentro de un bonito farol de cristal, así evitarás que se apague y, al mismo tiempo, la llama se mantendrá siempre a la vista. Complementa la presentación con una rama de abeto tan típicamente navideña.

DO IT YOURSELF

Apuesta este año por cambiar la imagen de tu árbol navideño. Apúntate a este sencillo DIY que te mostramos. Bastan unas simples ramas de varios tamaños y un cordón. El atrezzo es cosa de tu creatividad y buen gusto. Tan sencillo como esto y tan original.

LO QUE IMPORTA TAMBIÉN ES EL “EXTERIOR”: ¡CUIDA EL ENVOLTORIO!

Sustituye los clásicos regalos envueltos en paquetes de bonitos papeles por cajas de metal o cartón redondas de diseños festivos y colores brillantes con tapa. Es una manera diferente y elegante de presentar los regalos. Además, la caja luego la puedes reutilizar.

Vía Revista Interiores.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?