fbpx
Seleccionar página

Noticia de El Mundo 

 

Desde 2008, sólo se había superado en cuatro ocasiones el techo de las 48.000 operaciones mensuales cerradas, algo que era habitual antes del estallido de la burbuja inmobiliaria en España 

 

La fiebre por comprar vivienda empieza a recordar a aquellos años en los que el ladrillo vivió su mayor esplendor en nuestro país. La pandemia de coronavirus y, sobre todo, los sucesivos confinamientos durante el último año ha provocado que muchas personas se replanteen el lugar donde quieren vivir y hayan decidido cambiar de residencia. Eso explica en parte que el pasado mes de junio se cerrasen un total de 48.201 compraventa de viviendas en toda España, un 73,5% más que en el mismo mes de 2020 y, lo que es más fiable, un 18% más que en junio de 2019. 

Desde 2008, sólo se había superado en cuatro ocasiones el techo de las 48.000 operaciones mensuales cerradas, algo que era habitual antes del estallido de la burbuja inmobiliaria en España. La cifra de junio es también el mejor balance en lo que va de año y supone, además, la cifra más elevada de los últimos 23 meses. «Nos estamos acercando a las 50.000 operaciones mensuales y son datos que recuerdan a los registrados los años del boom inmobiliario de 2008», apunta María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa. 

El residencial es uno de los mercados que mejor ha resistido el impacto de la pandemia desde marzo de 2020. Las operaciones se resintieron durante los primeros meses del estado de alarma, pero desde la desescalada han ido recuperando su ritmo progresivamente. 

En el sector se habla de «normalización» y «fortaleza», aunque también se invita a interpretar las cifras con cautela y contexto. «Las abultadas subidas interanuales hay que contextualizarlas, ya que la comparativa se realiza con junio de 2020, cuando todavía había estado de alarma y los notarios y registradores sólo atendían casos de urgencia, por lo tanto, es normal que la evolución sea tan alta. Aun así, si se hace la comparativa con el mismo mes de 2019 la evolución es más que positiva y se registra un incremento del 18% que confirma que ya se han superado los datos previos a la pandemia», añade María Matos. 

OPTIMISMO TRAS LA PANDEMIA 

Pocos en el sector recuerdan en épocas recientes que tantos españoles al mismo tiempo tuvieran intención de cambiar de vivienda y estuviesen tan interesados en buscar una nueva residencia. Ésta es una de las claves para explicar la eclosión de las compraventas que certificó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), pero no la única. «Este volumen de operaciones está directamente relacionado con el optimismo generado por el éxito de los procesos de vacunación, las inminentes ayudas europeas, los bajos tipos de interés y el incremento del ahorro de los hogares en el último año», apunta Francisco Iñareta, portavoz del portal especializado Idealista. «Aun así, es posible que el volumen de operaciones esté afectado por la inclusión de compraventas paralizadas por la incertidumbre que se han reactivado ante un clima de mayor optimismo, por lo que deberemos esperar a próximos datos para confirmar si el mercado se asienta en estas cifras récord», añade. 

Por su parte, desde Pisos.com recuerdan que los datos interanuales de junio representan el cuarto avance consecutivo, lo que permite ser «muy optimistas» con la evolución de una industria muy «resiliente» y ponen en valor la importancia de las cifras, ya que junio fue «precisamente el primer mes en el que el estado de alarma dejó de estar en vigor». 

OBRA NUEVA 

El otro cambio que se consolida tras la pandemia es el interés por la obra nueva. Los compradores no sólo quieren cambiar de casa, sino que quieren que las casas tengan espacios más amplios y luminosos, zonas comunes y otras comodidades como piscina o jardín. Y estas características se encuentran más en las viviendas de nueva construcción, de ahí que en junio subieran un 71%, hasta las 9.363 compraventas. 

Otro motivo es el teletrabajo, y es que el hecho de no tener que ir cada día a la oficina está haciendo que muchos españoles abandonen las ciudades y prefieran comprar en la periferia, donde por lo general se encuentra «gran parte de la oferta de obra nueva», añaden varios expertos consultados por Efe. 

El 19,4 % de las viviendas transmitidas por compraventa en junio son nuevas y el 80,6 %, usadas. Las operaciones en estas últimas crecieron un 74,1%. 

 

MÁS HERENCIAS 

También resulta llamativo el aumento interanual del 80,5% de las fincas transmitidas a través de una herencia, un dato que refleja de nuevo el incremento de la mortalidad causada por la pandemia. 

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de compraventas de viviendas fueron Andalucía, donde se vendieron 9.945 unidades (un 88,4% más); Madrid, con 7.998 operaciones (+99,3%) y Cataluña, con 7.151 compraventas (+57,3%). 

En cuanto al porcentaje de aumento anual, Comunidad de Madrid (+99,3%); Aragón (+89%) y Andalucía (+88,4%) fueron las que más crecieron en junio, mientras que Cantabria (+24,3%); País Vasco (+29,3%) y el Principado de Asturias (+38%) registraron los menores aumentos. 

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?